¿La revolución de las sonrisas?

Hace cinco años, el proceso independentista arrancó con la idea de que iba a ser La revolta dels somriures (La revolución de las sonrisas): una protesta firme pero pacífica que en unos meses (o un par de años, como mucho) desembocaría en una festiva proclamación de independencia, apoyada por una inmensa mayoría de catalanes a los que se habría convencido con irrefutables argumentos socio-económico-culturales.

Cinco años después, hemos pasado de aquellas sonrisas a tener que escuchar al President Puigdemont declarando: “Damos miedo, y más que daremos”1. Las sonrisas se acabaron hace tiempo: supongo que es difícil continuar sonriendo mientras la presión crece sin válvula de escape fuera (y dentro) de tu gobierno. Lo que queda ya son los rictus, el secretismo, los aspavientos y una desasosegante sensación de colisión inminente en el que ambos bandos intentarán hacerse el máximo daño posible.

Valentí Puig dijo hace poco en La Vanguardia que no le extrañaría que, para subir aún más la temperatura, a partir de septiembre la Generalitat optara por un “lenguaje paramilitar”2. Ojalá me equivoque, pero me da en la nariz que los planes del gobierno Puigdemont van por ahí. No me sorprendería que en las semanas previas al 1-O el lenguaje del independentismo institucional adoptase un tono cada vez más insurreccional, con apelaciones cada vez más explícitas a la desobediencia y amenazas veladas sobre el uso de los Mossos como garantes del referéndum. Una de las estrategias de Puigdemont es provocar al máximo a Rajoy con la esperanza de que pierda los nervios y ordene alguna medida de fuerza que permita al independentismo presentarse al mundo (y a los catalanes no independentistas) como víctima de la antidemocrática opresión española. Porque, en el fondo, el plan de Puigdemont no es hacer un referéndum: es que no le permitan hacerlo y, si puede ser, de la manera más violenta y traumática posible.

1 https://elpais.com/ccaa/2017/07/01/catalunya/1498903688_117845.html
2 https://politica.elpais.com/politica/2017/07/23/actualidad/1500819773_840654.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*