Teorías y rumores (iii)

Hoy El Confidencial ha publicado una entrevista con un ministro no identificado del gobierno Rajoy1. Cuando el entrevistado es una voz anónima las reservas son inevitables, pero como en este blog pretendo coleccionar las teorías y rumores que circulan sobre el 1-O, me gustaría mencionar la que ofrece el misterioso ministro: afirma temer un último acto de fuerza de los independentistas justo antes del 1-O, con el que buscarían extremar la respuesta del Gobierno. Como ejemplos, pone una sentada masiva en la plaza de Cataluña de Barcelona o la ocupación del Parlament.

No descarto una sentada en la plaza de Cataluña, pero no me parece muy probable una maniobra como la de ocupar el Parlament. No por falta de ganas u organización del independentismo, sino porque una de las obsesiones del Govern es que el referéndum se pueda celebrar en condiciones “normales” y “homologables internacionalmente”2, y una acción de ese tipo distorsionaría la imagen de normalidad que se pretende transmitir.

Otra cosa sería, claro si el Gobierno impidiera la celebración del referéndum de una manera infranqueable para el independentismo. Para ese caso seguro que hay ya preparadas acciones de protesta muy mediáticas y pensadas para bordear la rebeldía, al menos en apariencia.

1 https://blogs.elconfidencial.com/espana/mientras-tanto/2017-08-31/confesiones-cataluna-independencia-parlament-choque-de-trenes-garcia-margallo-gobierno-inhabilitacion-burguesia-catalana-ciu_1436308/

2 http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/els-matins/munte-es-imprescindible-que-el-referendum-sigui-vinculant-homologable-a-ulls-de-la-comunitat-internacional/video/5622347/

Teorías y rumores (ii)

Fachada del Parlamento de Cataluña (foto: Wikipedia).

A finales de julio, Josep Martí Blanch publicó en El Periódico un muy aludido artículo titulado El otoño catalán en el que detallaba algunos supuestos planes del independentismo para el 2-O1.

El otoño catalán hacía referencia, claro está, a La Primavera Árabe, ya que, según Martí Blanch, eso es lo que se vivirá en Cataluña dentro de unas cuantas semanas. En resumen, el autor explicaba que el Govern de la Generalitat ya trabaja con la idea de que el referéndum no se podrá celebrar y, por tanto, ha diseñado un plan de respuesta que consistiría en encerrarse junto a todos los diputados afines en el Parlament y llamar a los catalanes independentistas a rodear indefinidamente la cámara catalana, en un acto de movilización popular comparable al de la plaza Tahrir de El Cairo.

Las consecuencias serían obvias: impactantes imágenes televisivas de decenas de miles de personas (“el pueblo de Cataluña”) durmiendo al raso para apoyar a los líderes independentistas en su épica defensa del último baluarte de las libertades de Cataluña. Imágenes que, llegadas a los medios internacionales, abochornarían al gobierno español hasta el punto de obligarle a negociar una salida al conflicto catalán.

Si incluyo este supuesto plan B en esta sección del blog es por su apocalíptica grandiosidad, ambiciosa hasta el punto de parecerme irrealizable. El independentismo social responde muy bien a llamadas puntuales a la manifestación, pero no me parece que esté dispuesto (ni preparado) para una movilización de envergadura pre-revolucionaria como la que prepara este plan. El cesado conseller Jordi Baiget declaró (en la entrevista que le costó el puesto) que “pensar que alcanzaremos un grado de movilizaciones mayoritarias y permanentes es no conocer el país”2. Y el periodista Albert Soler, en el Diari de Girona, lo clavó cuando escribió: “No es que los catalanes seamos más cobardes ni más tacaños que otros pueblos que han ganado revoluciones. Es que, sencillamente, vivimos bien. Una revolución puede triunfar si la mayoría del pueblo vive bajo mínimos”3.

Pensemos que el 1-O cae en domingo y que al día siguiente habrá que ir a trabajar.

1 http://www.elperiodico.com/es/opinion/20170620/otono-catalan-estrategia-proceso-soberanista-articulo-josep-marti-blanch-6117609
2 http://www.elpuntavui.cat/politica/article/17-politica/1184483-anar-a-preso-ho-aguantaria-pero-no-que-vagin-contra-el-patrimoni.html
3 http://www.diaridegirona.cat/opinio/2017/01/03/anirem-dormir/821972.html

Teorías y rumores (i)

La mayoría de consulados en Barcelona están situados en pisos, como el de Estonia en la av. Diagonal (foto: Google Maps).

Con el tren del procés encarrilado ya hacia una colisión final de aires épicos, las teorías y rumores acerca de qué ocurrirá aumentan en intensidad y osadía. Algunos resultan tan pintorescos que no me puedo resistir a ir reseñándolos en esta nueva sección del blog.

Empezaré por un rumor reciente, lanzado al ruedo mediático por Jordi Manyà de la ANC, que parece sacado de una novela de espías de John LeCarré: resulta que las 8000 urnas necesarias para el referéndum están ya compradas y custodiadas en la embajada de un país que simpatiza con la independencia1. Una buena jugada de Puigdemont, ya que, siendo una embajada territorio del país que representa, la policía española no podrá entrar a requisarlas sin provocar un grave incidente internacional.

El hecho de que Manyà dijera “embajada” me hace pensar que, o bien la Generalitat ha tenido la sangre fría de almacenar las urnas en Madrid o bien ha confundido “embajada” por “consulado” (o bien pretende dar trabajo al Estado obligándolo a acordonar todas las embajadas y consulados extranjeros la víspera del 1-O, en Madrid y Barcelona). Ahora bien, yo me pregunto: ¿qué volumen ocupan 8000 urnas? Basándome en las urnas que hay a la venta por internet, he calculado que todas deben de ocupar unos 700 m3. Teniendo en cuenta que una vivienda normal de 60m2 dispone de unos 180m3 de volumen (totalmente vacía y sin paredes divisorias), la Generalitat ha tenido que pedir ayuda a una embajada/consulado con un sótano bien espacioso.

Con todo, me parece un rumor de primera, muy novelesco y de los que darán color a la literatura futura sobre los hechos de octubre del 2017.

1 http://www.eltriangle.eu/es/notices/2017/08/las-urnas-estan-escondidas-en-un-consulado-asegura-un-dirigente-de-la-anc-8560.php